Los riesgos de almacenar granos húmedos

El almacenamiento de granos húmedos implica una pérdida de calidad inminente, por lo que sólo debe hacerse en casos extremos y por periodos de tiempo cortos, hasta que pueda ser secado.

A veces, trabajar con granos no es tarea fácil y se pueden producir varios problemas, como que se produzcan arrastres al descargar el material, atrapamientos en los silos o que se generen avalanchas por el desmoronamiento de granos pegados entre si.

“Todas estas situaciones planteadas son más frecuentes de ocurrir cuando se almacenan granos húmedos y en malas condiciones, ya que favorecen el desarrollo de hongos y, como consecuencia, los granos sufren modificaciones, al punto de fusionarse unos con otros”, explica Diego de la Torre del INTA Balcarce.

Además, de la Torre recuerda que “los productores deben tener en cuenta que la cosecha de grano húmedo implica afrontar gastos extras de secado”, y  muchas veces la capacidad de los acopiadores, acondicionadores y puertos tienen sus límites, por lo que es necesario estar atentos y coordinar con previsibilidad para evitar demoras en la descarga de granos.

Si se quiere almacenar en bolsas, esta debe ser una medida solamente temporaria y hay que tener en cuenta que la humedad de almacenamiento segura es la de recibo del grano.

El especialista advierte que la humedad del grano debe ser de no mas del 12,5% si se quiere almacenar la soja para semilla y aconseja “realizar un análisis de poder germinativo inicial para seleccionar como soja para semilla a aquellas bolsas cuyo poder germinativo sea superior al 95 %”.

“El almacenamiento de granos húmedos implica una pérdida de calidad inminente, por lo que sólo debe hacerse en casos extremos y por periodos de tiempo cortos, hasta que pueda ser secado”, concluye de la Torre.

Etiquetas: INTA, Granos, Humedad

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses