Examinan cuántos gases proyectan los sistemas productivos

El biodiesel es una parte importante de la cadena de valor de la oleaginosa

El INTA y la Bolsa de Cereales optimizan los sistemas de monitoreo y evaluar con precisión las proyecciones de gases de efecto invernadero del sector agropecuario y agroindustrial. Esta información situará las exportaciones de biocombustibles a la Unión Europea.

En la Argentina, el biodiesel es una parte importante de la cadena de valor de la oleaginosa. Para perfeccionar los análisis sobre las cadenas productivas y su ubicación en el comercio mundial, el INTA en conjunto con la Bolsa de Cereales firmaron un acuerdo de cooperación conjunta para calcular con mayor precisión las proyecciones de gases de efecto invernadero en campos de soja.

“Las ventajas de nuestros sistemas de producción agrícola, ayudan a colocar al biodiesel argentino en el comercio mundial”, indicó Jorge Hilbert, referente de bioenergía del INTA, quien añadió: “Hoy en día, los aspectos ambientales forman parte de las condiciones que se exigen en la venta y esto se extenderá a los demás productos agropecuarios de exportación en los próximos años”.

La Unión Europea agregó una directiva que determina límites sobre el porcentaje de simplificación en los gases de efecto invernadero (GEI) que proporcionaría el biocombustible a importar, en relación a los fósiles comparativos.

En el año 2012, un análisis del Instituto de Ingeniería Rural del INTA y la Unión Europea estableció que los biocombustibles argentinos previnieran que se enviaran a la atmósfera 5,5 millones de toneladas de dióxido de carbono.

“La Argentina tiene una de las industrias de biodiesel que cumple con las condiciones de calidad más altos en términos técnicos, económicos y ambientales”, afirmó Hilbert y añadió: “Si nuestro biodiesel tiene mejores valores en la disminución de GEI debemos mostrarlo”.

Por lo tanto, el Departamento de Investigación y Prospectiva de la Bolsa de Cereales y el Instituto de Ingeniería Rural del INTA trabajan en la elaboración de calculadores para calcular con precisión las proyecciones en soja.

Este acuerdo otorgará mejorar los sistemas de monitoreo y progresas en la precisión del cálculo que se lleva a cabo sobre las proyecciones del sector agropecuario y agroindustrial. Por lo tanto, se usará el Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA) de la Bolsa de Cereales.

“Los calculadores elaborados por el Instituto de Ingeniería Rural del INTA toman como referencia al sistema ReTAA, lo que nos otorga lograr con precisión las proyecciones en soja por zonas tecnológicas homogéneas”, detalló Hilbert, quien aseguró: “Este elemento nos colaborará a corroborar que la producción argentina es sustentable”.

Conforme con Juan Brihet, coordinador de Investigación y Prospectiva Tecnológica de la Bolsa de Cereales, “el ReTAA es un elemento de información con un gran potencial, que sirve como output de datos acerca de la utilidad de tecnologías, así como input para otros labores como reportes técnicos, modelos de simulación, análisis de cadena de valor o márgenes brutos”.

“Se usa para calificar la condición tecnológico-productiva de los principales cultivos de grano de la Argentina, en cada una de las zonas agrícolas y para cada ciclo agrícola”, añadió Brihet.

“A partir de la Bolsa de Cereales originamos un gran volumen de información acerca de un ciclo especifico, identificando el perfil tecnológico del productor, con un gran nivel de detalle, y lo colocamos a disposición de todos aquellos interesados”, aseguró Brihet.

El análisis considera las cantidades de insumos y prácticas de manejo usados en cada cultivo durante un ciclo. “Examinamos los planteos productivos que se aplican a soja, maíz, trigo, girasol, cebada y sorgo, en 17 áreas agrícolas, y si el nivel de tecnología aplicado es alto, medio o bajo”, determinó el especialista de la Bolsa de Cereales y agregó: “Esa información es sometida a un procedimiento de consistencia y validación con diferentes empresas y profesionales que son referentes del sector”.

Conforme con Hilbert, “analizar las tasas de proyección de los sistemas de producción de todos los cultivos bajo siembra directa con destino a distintos productos industrializados, es prioritario y estratégico para la Argentina ya que afirma la sustentabilidad de la actividad”. 

Etiquetas: INTA, Agroindustria, Soja, Bolsa de Cereales, Sector Agropecuario, Gases de Efecto Invernadero, Biocombustibles, Emisiones, Transformación Agroindustrial, Juan Brihet, Jorge Hilbert

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses