Usando Agricultura de Precisión se aumenta hasta 10% el rinde en soja y maíz

La función de los agrocomponentes

Se calcula que la AP consigue aumentar los rindes en soja por un equivalente a unos U$S1.500 millones, y en maíz otros U$S825 millones. La función estratégica del INTA en este beneficio económico para la producción y el país.

Las contribuciones de la Agricultura y Ganadería de Precisión en su conjunto para la Argentina otorga lograr un retorno que oscila los 650 M/U$S, de acuerdo a estimaciones por la Red Agricultura y Ganadería de Precisión del INTA, lo que equivaldría a 3 veces el presupuesto total que se destina para el labor del Instituto.

“Se puede ratificar que las tecnologías progresaron y se desarrollaron hacia procedimientos totalmente digitalizados, sensorizados y automatizados en las últimas dos décadas. Es así que existen diversos ejemplos de nuevas tecnologías y conceptos de futuras elaboraciones que poseen varios años de validación, como los tractores autónomos, los sistemas de pulverización selectiva por sensores activos, pasivos y de visión artificial, sistemas totalmente automatizados para la autoregulación en cosechadoras, de acuerdo a las particularidades del cultivo que se encuentra cosechando, sensores en las sembradoras que detectan distintos parámetros en el suelo y otorgan su caracterización de acuerdo al ambiente obteniendo una dosificación variable metro a metro”, resalta un comunicado del INTA, al tiempo que manifiesta que nuestro pais no queda fuera de esta revolución tecnológica, asistiendo con elaboraciones orientadas en la misma línea que las entidades multinacionales y los países desarrollados. 

La función de los agrocomponentes

De acuerdo a una evaluación del INTA, originan un movimiento promedio anual de más de 80 millones de dólares y compromete unos 2.000 puestos directos de labor y otros tantos indirectos (familias). Esta nueva revolución agroindustrial, demostró una clara tendencia positiva pese a que el desarrollo de empleo estuvo estancada en la economía nacional, datos de la Primera Encuesta Nacional de Empresas de Agricultura y Ganadería de Precisión (Facultad de Ciencias Económicas de la UBA-CONICET).

Estos agrocomponentes elaborados por entidades nacionales de gran trayectoria, otorgaron situar a la Argentina a nivel internacional a su vez de mejorar tecnológicamente a la maquinaría agrícola nacional abriendo comercios mundiales exigentes. Actualmente las entidades de agropartes de precisión exportan un 11% y las de servicio un 15%.

La presencia en el comercio

El INTA resalta que “la aplicación de tecnologías y técnicas de AP en el manejo de cultivos otorga aumentar el rinde en los principales cultivos entre un 10 a un 15% promedio llevando a cabo un manejo eficaz de los insumos, afectando de forma directa sobre el margen bruto de procedimientos productivos en cultivos intensivos y extensivos. En función de resultados logrados, se puede calcular que la AP puede aumentar entre un 5 y 10% el rinde de soja, que equivaldría a unos 1.500 millones de dólares, a su vez que en el cultivo de maíz estas tecnologías añaden más beneficios y aportarían un aumento de 10% del rinde, suministrando unos 825 millones de dólares. En el caso del trigo, un cultivo de gran respuesta al manejo por ambiente, podría contribuir un promedio de 10% más de potencial productivo y un ingreso extra de 288 millones de dólares. 

Considerando que el nivel de adopción de la AP se calcula entre un 25 a 30%, el efecto de estas prácticas promovidas a partir de la Red público/privada que organiza el INTA origina un incremento del saldo exportable de alrededor de 650 millones de dólares. Valor que alcanza 3,3 veces el presupuesto total asignado al INTA.

Por otro lado, detalla que la Ganadería de Precisión, muy incipiente en esta tecnología, tiene un buen potencial para aumentar con instrumentos y tecnologías elaboradas íntegramente en Argentina y otras importadas, que otorgaran beneficios en manejo, calidad, eficacia para mejorar condiciones de vida y labor, evolución génica, capturar datos mediante sensores, trazabilidad, certificación, etc. “Como dato, se puede añadir que, este 2018 finalizará con una instalación aproximada de 17 tambos robot, teniendo conocimiento de la información de la demanda de más de 100 carpetas abiertas para el año 2019, esta tecnología de acuerdo a la bibliografía, puede aumentar la producción entre un 5 a 7%, lo que originaría un potencial nacional de 800 millones de litros más de leche”, manifiesta el INTA en su análisis.

Etiquetas: INTA, Innovación, Agricultura de Precisión, Tecnología, Soja, Maiz, Producción, Rendimiento, Cultivos, Ganadería de Precisión, Agrocomponentes

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses